Con motivo del Día Internacional contra la Corrupción, hoy se ha celebrado el diálogo “Del Malaya al Pandora. Efectos colaterales”

La Oficina Antifraude de Cataluña ha organizado esta tarde el diálogo "Del Malaya al Pandora", junto al Colegio de Periodistas de Cataluña. Con esta sesión, Antifraude se suma al Día Internacional contra la Corrupción que se celebra cada año el 9 de diciembre

Durante la presentación de la sesión, Miguel Ángel Gimeno ha recordado que "la corrupción es un fenómeno escurridizo, que representa una auténtica sangría económica y social, crea desigualdades y genera desconfianza en las instituciones de cara a la ciudadanía"

El Decano del Colegio de Periodistas, Joan Maria Morros, ha reivindicado "el papel de facilitadores de los periodistas para destapar casos de corrupción"

(De izq. a der.) El periodista Jesús García, la responsable de comunicación de Antifraude, Laia Espín, y la abogada Inmaculada Gálvez
(De izq. a der.) El periodista Jesús García, la responsable de comunicación de Antifraude, Laia Espín, y la abogada Inmaculada Gálvez

9 de diciembre de 2021. La Oficina Antifraude de Cataluña ha organizado esta tarde el diálogo "Del Malaya al Pandora", junto con el Colegio de Periodistas de Cataluña. Con esta sesión, Antifraude se suma al Día Internacional contra la Corrupción que se celebra cada año el 9 de diciembre. Según Naciones Unidas cada año se paga un billón de dólares en sobornos y calcula que se roban 2,6 billones de dólares anuales a través de la corrupción, suma que equivale a más del 5% del producto interior bruto mundial. Según un estudio universitario, el coste social de la corrupción en España asciende a 40 mil millones de euros.

La presentación del acto ha ido a cargo del Director de la Oficina Antifraude, Miguel Ángel Gimeno, y del Decano del Colegio de Periodistas, Joan Maria Morros. En el diálogo han participado la abogada Inmaculada Gálvez, que presentó 200 denuncias contra la gestión del consistorio de Marbella, germen del macro proceso Malaya contra la corrupción urbanística, y el periodista de El País Jesús García, que ha colaborado este año con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) para hacer públicos los Papeles de Pandora sobre evasión fiscal de empresas y personalidades de todo el mundo. La encargada de moderar el diálogo ha sido la responsable de Comunicación de Antifraude, Laia Espín.

Durante la presentación de la sesión, Miguel Ángel Gimeno ha recordado que “la corrupción es un fenómeno escurridizo, que representa una auténtica sangría económica y social, crea desigualdades y genera desconfianza en las instituciones de cara a la ciudadanía".

El Director de Antifraude ha reclamado "una buena transposición de la Directiva europea relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, que asegure la indemnidad de alertadores y facilitadores", que son "aquellos que facilitan la difusión de la información que descubre un alertador".

Por otro lado, el Decno del Colegio de Periodistas, Joan Maria Morros, ha reivindicado "el papel de facilitadores de los periodistas para destapar casos de corrupción", con un periodismo comprometido con la ciudadanía y ha reivindicado: "Los periodistas tenemos entre nuestras funciones ejercer también el control del poder y hacerlo siempre desde la independencia informativa”, y ha añadido que “el mejor periodismo es el que provoca cambios en la sociedad, y destapar casos de corrupción a través del periodismo de investigación no deja de ser una vocación del periodismo comprometido”.

Inmaculada Gálvez, la abogada que destapó el caso Malaya de corrupción urbanística en el ayuntamiento de Marbella, ha comenzado el diálogo explicando las presiones y persecuciones que ha sufrido por parte del consistorio. El periodista Jesús García ha enfatizado: "lo que más recibimos son presiones más sutiles, de tipo psicológico más que físicas, sugerencias, intentos de modificar la información".

A continuación se ha tratado sobre las amenazas que pueden tener forma de legalidad. Inmaculada Gálvez ha explicado que ha "recibido más presión del mundo jurídico, de los jueces, fiscales y de la abogacía que de la calle o de otros ámbitos". Mientras que Jesús García ha dicho que “en el ámbito periodístico existe la amenaza de querella por crearte incertidumbre personal. Esto provoca miedo, indefensión, en fin, autocensura”. Para el periodista de El País, la solución es: "Rigor y tener tu medio detrás apoyando".

Acto seguido se ha debatido sobre el amparo en el actual sistema de la figura de los facilitadores y Gálvez ha reconocido no haberse sentido nunca amparada. La abogada ha aseverado que "la corrupción es el impuesto más caro que pagamos, falta concienciación de la gran factura que pagamos con la corrupción, hace falta más sentido del bien público".

También se ha puesto sobre la mesa los efectos en el caso Malaya y los papeles Pandora más allá del titular o noticia del día. Gálvez ha reclamado la ejecución de las sentencias impuestas: “tenemos suficientes leyes, pero hace falta cultura de la legalidad. Hay muchas sentencias sin ejecutar.” García ha destacado la seguridad de trabajar en red porque "no es lo mismo un periodista trabajando solo que hacerlo entre 600 repartidos por todo el mundo". Y ha añadido que "lo más importante es la concienciación, que la gente se dé cuenta de que la corrupción es intolerable".

En un último bloque, la moderadora del acto, Laia Espín, ha introducido la relación entre medios de comunicación y la divulgación de casos de corrupción y evasión fiscal. Gálvez ha destacado que “el papel de la prensa en el caso Malaya fue fundamental. Sin la prensa no habríamos podido presionar”. Y ha acabado diciendo "Me llevo bien con los periodistas porque les cuento la verdad". Por su parte Jesús García ha dicho que “hay ocasiones en las que es complicado hacer presión sobre personajes relevantes. Como en el caso de Leo Messi por fraude fiscal”. García recordó que cuando el futbolista tuvo que ir a declarar a los juzgados de Gavà había gente para pedirle autógrafos porque en el fondo a la gente le importa poco que haga fraude.

Para acabar el acto, la abogada Inmaculada Gálvez ha dicho que "gracias a mi familia ya algún juez he podido salir adelante". El periodista Jesús García ha agradecido el apoyo de compañeros y jefes inmediatos, reclamando que "faltan recursos y tiempo para hacer una buena búsqueda periodística."