Antifraude ha celebrado el webinar sobre ‘La corrupción en Catalunya: Percepciones y actitudes ciudadanas’

Este es el último acto de la semana monográfica que Antifraude ha organizado para sumarse al Día Internacional contra la Corrupción, el 9 de diciembre

La moderadora del webinario, Lourdes Parramon, y los ponentes: Itziar González, Daniela Gaddi y Jordi Muñoz
La moderadora del webinario, Lourdes Parramon, y los ponentes: Itziar González, Daniela Gaddi y Jordi Muñoz

15 de diciembre de 2022. Hoy se ha celebrado el webinario sobre el Barómetro 2022 'La corrupción en Cataluña: Percepciones y actitudes ciudadanas', organizado por la Oficina Antifraude de Catalunya. El acto forma parte de la semana monográfica que Antifraude ha organizado para sumarse al Día Internacional contra la Corrupción, que se celebra cada año el 9 de diciembre.

Durante la sesión se ha reflexionado en torno a la corrupción con tres personas expertas e involucradas en la materia desde diferentes perspectivas: de la ciudadanía organizada contra la corrupción y la experiencia de quien ha alertado sobre prácticas abusivas, con la presidenta de la 'Observatorio Ciudadano contra la Corrupción (O3C), Itziar González; la aproximación de la demoscopia y la ciencia política de la mano del director del Centro de Estudios de Opinión, Jordi Muñoz; y las innovadoras perspectivas de los estudios sobre justicia restaurativa y sobre confianza ciudadana, con la profesora de Criminología de la UAB, Daniela Gaddi. Ha moderado el acto la jefa de Relaciones Institucionales de Antifraude, Lourdes Parramon.

En la introducción de la sesión, Lourdes Parramon ha presentado los datos más destacables del Barómetro 2022 de Antifraude 'La corrupción en Cataluña: Percepciones y actitudes ciudadanas'. La jefa de Relaciones Institucionales ha destacado la escasa confianza de la ciudadanía en los políticos y el personal de la administración y la percepción que ésta tiene de falta de transparencia en las decisiones públicas y en la información que transmiten.

En su primera intervención, Itziar González ha hablado de la importancia de las instituciones de control como Antifrau a la hora de denunciar un fenómeno estructural como la corrupción. “La alertadora no puede ser una heroína, una Juana de Arco, yo aconsejaría que antes de denunciar busque asesoramiento en asociaciones e instituciones, ahora estamos más preparados que cuando yo lo hice, ahora el alertador puede ir acompañado en el proceso de denuncia”, ha aseverado.

Acto seguido, Jordi Muñoz ha tratado de la repercusión de la corrupción en la vida política y en la confianza de la ciudadanía hacia los partidos políticos. El director del Centro de estudios de Opinión ha dicho que "un estudio de todos los casos de corrupción nos indica que el castigo es limitado o ausente a la hora de votar, no es suficiente para perder votaciones". Según Muñoz falta información, y en los medios de comunicación existe una gran fragmentación y un posicionamiento ideológico. Por otra parte, el director del CEO también lo atribuye a que hay cinismo, la idea de que todos los políticos son iguales de corruptos y entonces la corrupción deja de ser un mecanismo de decisión.

En su intervención, Daniela Gaddi ha hablado de las repercusiones sociales de la confianza diferenciando la confianza interpersonal entre personas conocidas, que puede romperse pero restaurarse fácilmente, y la confianza social e institucional, más intangible. "La confianza social e institucional están ligadas: cuando los ciudadanos dejan de confiar en las instituciones, posiblemente dejen de confiar en sus vecinos y piensen que también son corruptos, convirtiéndose en un círculo vicioso" ha dicho la profesora de Criminología.

En un sentido más general, la presidenta del O3C ha dicho que "las instituciones están demasiado organizadas desde el concepto de poder, todos trabajamos por el interés general. Debe haber un reconocimiento de todas las piezas. Y hay que humanizar más e incorporar la autocrítica". Gaddi ha remarcado la importancia de la justicia restaurativa. En este sentido, ha reclacado que la reparación del daño se hace entre el ofensor y la víctima, se construye conjuntamente una solución. Es crucial que estén todos los implicados que tienen algún interés en las repercusiones del delito para recuperar la confianza, porque "la rendición de cuentas pasa por el filtro de lo que piensa la víctima porque puede hacer preguntas y poner en duda, es aquí donde se construye la responsabilidad de cara al futuro", ha añadido Gaddi. Para el director del CEO "la corrupción no es un tema cultural, tiene más que ver con la calidad de las instituciones y el desarrollo económico en determinados períodos históricos. Nuestra sociedad es capaz de evolucionar y pensar en mecanismos eficaces, no debemos refugiarnos en fatalismos".

Los ponentes han destacado la importancia del tratamiento de los medios de comunicación de la corrupción. "Tienen un papel fundamental", ha aseverado Muñoz, "el contacto del grueso de la población con la corrupción es indirecto a través de la información que recibe de los medios. Sin embargo, estos no son ajenos porque dependen de publicidad institucional o del otorgamiento de licencias, y toman posicionamientos polarizados". Gaddi ha añadido que los medios de comunicación deben dar visibilidad a cómo se cumple un acto restaurativo. El resultado del acuerdo debe ser público y debe difundirse. En este sentido, González ha propuesto poder disponer de presencia mediática en los medios públicos donde poder hablar de la lucha contra la corrupción y visibilizar lo que está haciendo la ciudadanía.

Lourdes Parramon ha cerrado el acto recordando que el Barómetro de Antifraude no sólo sirve para conocer qué piensa la ciudadanía en torno a la corrupción, sino también para orientar la estrategia y las políticas públicas de lucha contra la corrupción, sobre todo en el ámbito de prevención. Parramon ha señalado que el barómetro también sirve para construir integridad, teniendo presente siempre a la gente, a la ciudadanía.