La protección de los alertadores, elemento imprescindible para evitar represalias profesionales y personales

Esta es la principal conclusión a la que se ha llegado durante la mesa redonda "Denunciar la corrupción: voces contra el silencio y las complicidades", que se ha celebrado esta tarde en el marco de la exposición "¡Corrupción! Revuelta ética ", que se puede visitar en el Palau Robert hasta el 24 de noviembre

En la sesión han intervenido Luis Gonzalo Segura, que denunció prácticas irregulares en el ejército español; Carme Garcia, alertadora del 'caso Mercurio'; Azahara Peralta, alertadora del 'caso Acuamed', y Roberto Macías, alertador del caso del fraude en la formación de la UGT de Andalucía. El debate ha sido moderado por Lourdes Parramon, jefe de Relaciones Institucionales de la Oficina Antifraude

Carme Garcia, Azahara Peralta, Lourdes Parramon, Luis Gonzalo Segura y Roberto Macias
Carme Garcia, Azahara Peralta, Lourdes Parramon, Luis Gonzalo Segura y Roberto Macias

Esta tarde se ha celebrado la mesa redonda "Denunciar la corrupción: voces contra el silencio y las complicidades", en el marco de la exposición "¡Corrupción! Revuelta ética ", organizada por la Oficina Antifraude de Cataluña. En esta mesa han intervenido Luis Gonzalo Segura, que denunció prácticas irregulares en el ejército español; Carme Garcia, alertadora del 'caso Mercurio'; Azahara Peralta, alertadora del 'caso Acuamed', y Roberto Macías, alertador del caso del fraude en la formación de la UGT de Andalucía.

La jefe de Relaciones Institucionales de la Oficina Antifraude de Cataluña, Lourdes Parramon, ha sido la encargada de presentar y moderar la mesa y ha comenzado el debate poniendo en valor la figura del alertador: "los alertadores son personas que deciden denunciar hechos delictivos desde las instituciones donde trabajan aunque arriesgar el trabajo y con graves consecuencias en su vida personal". Ante estos riesgos que sufren los alertadores, la responsable de Relaciones Institucionales de Antifraude ha recordado que recientemente se ha aprobado la nueva directiva europea de protección de los alertadores.

La primera alertadora a intervenir ha sido Carme Garcia, alertadora del caso Mercurio cuando era concejala de ICV-EUiA en Sabadell. Garcia dijo que "se supone que los cargos electos y los funcionarios deberían denunciar como yo hice, porque estamos obligados a la defensa del interés general". Para la ex concejala, denunciar hechos corruptos es una cuestión de valores. "El aprendizaje más importante para mí es que ahora analizo las cosas y las personas por lo que dicen y hacen, no por las ideas que en teoría representan. Es una cuestión de valores. Uno tiene que empezar por uno mismo, para ser honesto con lo que cree y denunciar los hechos delictivos, y, en eso, tuve total apoyo de mi familia y de mis amigos. Me sentí leal con los intereses de mi ciudad".

Acto seguido ha intervenido Luis Gonzalo Segura, ex teniente del Ejército de Tierra que fue expulsado por denunciar actos irregulares en el Ejército. Para Gonzalo Segura "el concepto de lealtad mal entendida es uno de los principales problemas que tenemos a la hora de denunciar corrupción desde dentro de las instituciones". Para Segura "la justicia militar es un anacronismo herencia del franquismo, en ningún otro lugar de Europa existe".

El siguiente en hablar fue Roberto Macías, que fue el administrativo de la federación andaluza de UGT que denunció el fraude en la formación del sindicato. Este ha manifestado: "las consecuencias de alertar en España son la muerte lenta por inanición". Macías explicó que "para denunciar los hechos de la formación en Andalucía perdí el trabajo y he quedado marcado a la hora de encontrar otros, he tenido que subsistir consiguiendo pequeños trabajos mal pagados. Yo llevo 5 años soportando la caza de brujas por parte de la UGT por haber denunciado las irregularidades de este sindicato".

Después ha sido el turno de Azahara Peralta, ex directiva de la empresa pública Acuamed, a quien despidieron por no autorizar sobrecostes injustificados de una obra. Tras una sentencia judicial ha sido readmitida. Peralta destacó que "sin protección de los alertadores no prosperarán las denuncias". También ha explicado cómo puede llegar a ser de difícil alertar a través de los canales internos de denuncia.

El debate entre los participantes ha continuado valorando el anonimato de los denunciantes. Carme García ha dicho que "es muy importante que exista la opción de denuncia anónima, sobre todo en casos donde el denunciante forma parte de la institución denunciada. En tres de los cuatro casos que estamos aquí ha habido represalias". Para Luis Gonzalo Segura, la denuncia anónima no debe ser la solución, "pero hoy es necesario debido a un error del sistema en el que vivimos que estigmatiza al denunciante". Azahara Peralta también ha valorado que por ahora el anonimato es una buena fórmula, con precauciones, hasta que no exista una ley que proteja a los alertadores. Roberto Macias ha comparado el anonimato del denunciante con las máscaras que llevan los héroes de cómic que luchan contra el crimen.

Finalmente, se ha hablado de las complicidades a la hora de perseguir a los denunciantes, y se ha planteado si para perseguir las voces denunciantes hay un sistema organizado a todos los niveles de la institución denunciada. Luis Gonzalo Segura ha dicho que, desgraciadamente, la normalidad hoy en día son las complicidades que toleran la corrupción. Según Roberto Macias, en casos como el de la formación de Andalucía, donde se han estafado millones de euros y se han tenido que generar un gran volumen de facturas y justificaciones, la complicidad de toda la organización es evidente. Carme García ha aseverado que la educación en valores es muy importante a la hora de romper estas complicidades con la corrupción.

Esta es la segunda de las tres actividades que se celebran en el espacio de la exposición "¡Corrupción! Revuelta ética ", coincidiendo con el décimo aniversario de la Oficina Antifraude de Cataluña. La muestra, que se presenta en el Palau Robert, es una exposición divulgativa que pretende incentivar la reflexión sobre este fenómeno y de su importancia en la construcción de una democracia avanzada. También quiere provocar una reflexión personal sobre los ámbitos en los que la actitud personal del visitante podría modificar y mejorar los sistemas corruptos a pequeña escala.

Próximas actividades

La próxima y última actividad relacionada con la exposición tendrá lugar el 13 de noviembre. Será una conversación entre Miguel Ángel Gimeno, director de la Oficina Antifraude, y Emilio Sánchez Ulled, consejero de Justicia en la representación permanente de España ante la Unión Europea y ex fiscal contra la corrupción y la criminalidad organizada.

El pasado 7 de octubre se celebró la mesa redonda "Ayer, hoy, mañana en el cráter de la corrupción. Una perspectiva histórica ", participaron la periodista Gemma Garcia, autora del libro Los señores del boom, Borja de Riquer, historiador y autor, entre otros, de la obra Historia de la corrupción en la España contemporánea; y Santiago Tarín, periodista de La Vanguardia, autor de libros como Viaje por las mentiras de la Historia Universal. La mesa redonda fue moderada por el periodista David Fernández.